viernes, 10 de diciembre de 2010

Paren el mundo hoy.-

Paren el mundo, hoy no lo soporto.
Me llamo al silencio
Permito a la tristeza apoderarse de mi
no importan las razones
lo oscuro de mi mente
nunca lo sabrás
porque nunca lo diré.
Pero cuando las luces de este circo se apagan
me hayo en oscuridad
Nada ni nadie, puede sacarme
sólo yo.
sólo yo y esta fuerza,
ahora adormilada.
absorvo los negativos de mi alrededor
los asimilo en mi cuerpo
chocan contra mi pecho
como el mar, pero mas severo; ésto es realidad.
Por mis pupilas entra la violencia,
la mentira, la arrogancia...
es con lo que nos pagan en esta vida.
Por los poros, se me sumerjen
y se alojan en mis entrañas, las injusticias
las justicias perdidas.
Dicen que se crea, lo que se cree.
Pues debemos andar teniendo falencias en nuestras creencias
porque en lo que creo, no se asemeja en la creación que hay hoy.
Paren el mundo, hoy me quiero bajar!
Paren el mundo, hoy no quiero remar...
de las partes que conviven dentro
ganó la que se deja estar triste y ya no quiere más.
No puedo levantarte a vos
porque no puedo levantarme a mí;
me lo impide la gravedad
que hoy cumple del todo su rol.
Suspiro, abandonando el oxígeno que quedaba de mí
ésto es hoy
mañana estaré mejor
ésto dura un sólo -hoy-
mañana, no alcanzaríamos estar peor...
O si?
Quisiera creer que no.


Natalia VinCor.-

viernes, 3 de diciembre de 2010

Nada de lo que ves, es lo que es.-

Nada, ni siquiera vos
ni siquiera yo
nos desencontramos.
En este mundo con una fuerza de gravedad que nos tiende a bajar
Nada de lo que ves, es lo que es en realidad.
La confusion, dueña absoluta
Vamos pisando cáscaras de huevo
inseguros, sólos y con miedos
es éste mundo, el que nos come
nos engaña, nos consume
Entre amigos nos desconocemos
entre familia, ya ni nos reconocemos.
Cada ambito de tu vida tiene recelo a su lado
Somos ciegos, en un rosedal buscando rosas
encontrando espinas
Somos sordos, escuchando habladurías
y estamos mudos, ante las palabras que nos limitan.
Entre desidias laborales
Entre desbarajustes de cotideaneidad
Entre Caos de chantaje emocional
Desconcierto de tanto
Certeza de poco
Y en lo efímero, nos encontramos
dos o tres
pilares en mi vida
y las tonteras que reflejan claridad...
Sin sus nimiedades, acabaría perdida
no me falten.


- Natalia VinCor.-