lunes, 16 de mayo de 2011

Altamaricona.com

Los lunes me aplastan, la cotideaneidad me golpea en la cara
a diario escucho gritos, empujones, nulas educaciones
la agresividad está viva en todos lados
el mundo se me hace inmenso, imposible cargarlo,
llego a casa, escucho tu voz y relajo...
discuciones, descalificaciones, muchas desilusiones
y amistades en desapariciones.
Hasta que te encuentro y otro es el desenlace de éste cuento...

sos las vacaciones que no tengo en abril
sos el respirar puro, en plena ciudad de malos aires
sos el sol, de mi galaxia olvidada.

Que no sé amar, te dije
que soy más complicada de lo que ves, te mencioné
que me llevo bien con la soledad, y que hayo estabilidad en unanimidad
que nací singular y así me quiero quedar.
Que la vida, no es vida sino es en libertad.

Que largas son mis noches, y que sin vos, ya no me quiero despertar
qué difícil el camino, si se quiere de verdad
qué duro es reconocer, que te estoy queriendo mucho más
cómo cuesta admitir, que con vos encuentro liviandad.

Dicen los que saben, que tenemos algo bueno... bien se equivocan, ésto es mucho mejor que sólo "bueno"

Sólo quería decir, que no puedo repelerte
sólo quería decir, que a tu amor, no soy inmune
sólo quería decir, todo éso que sobra por decir
y que no porque lo sepas, lo tengo que escurrir.

Las palabras en la cara, no son fáciles para mí
y escojo el medio de los no valientes, para decir lo que tengo que decir...
Nada más que: Gracias, por hacerme tan feliz.


Natalia VinCor.-