martes, 26 de julio de 2011

Felicidades por tu nuevo trabajo

Ese nuevo trabajo, ese nuevo rol
con el que vamos a crecer de la mano
lo que la vida te quita, la vida te devuelve en vida
y las lágrimas que derramaste aquella vez
ésas que con angustia yo sequé
son las que transforman hoy
todo lo nuevo.

Encontramos que después de la tormenta
sale el arcoiris y que nunca más seremos solas
y que de ahora en más, siempre habrá alguien entre nosotras
ese alguien, que lleva un cachito tuyo.

Y de tantas veces que soñaste con su alma
y de tantas veces que imaginaste cómo sería su cara
hoy por primera escuchaste sus latidos
hoy por primera vez, lo sentiste en vivo.

Cuando llegues mañana, cansada del trabajo
cuando estés asqueada, de tanto vomitar
cuando las náuseas invadan, y las caderas se ensanchen
ya nada, parecerá importar.

Y hoy te elevaste del mundo
y aunque no lo entiendo mucho, me estremezco a tu lado.

y aunque todavía no caigo, me emociono por este milagro
y si el tiempo es adelantado, sabe dios
y si el tiempo es el indicado, sabrás vos

Felicidades por tu nuevo trabajo, por tu nuevo rol
por tu nuevo nombre, porque de ahora en más,
puedo decir FELICIDADES MAMÁ!

Natalia VinCor.-

domingo, 17 de julio de 2011

Condiciones

Sacarte una sonrisa, pellizcarte un beso
arrebatarte la alegría, plasmarla en mi memoria,
y devolvértela de a poco cada día.

Sanarte tristezas, borrarte impurezas,
desprenderte de torpezas,
llevarlas, enterrarlas, que no te encuentren.

Ser la talla justa a tu medida.

Que no digas lo siento, que no pidas disculpas,
que tu libertad sea carne, que tu libertad sea de una.
Que mi mano no te guíe, que mi mano te acompañe.
Que mi amor no te llene, que te deje provechoso.

Que mis entradas iluminen, pero que mis salidas no oscurezcan,
no quererte de más, no quererte de menos
no sentirme de más, ni sentirme de menos.

Que mi calor no te afiebre, que mi frialdad no te distancie.

Si una tempestad llega, no la tomemos como brisa ligera,
Pero si es sólo brisa, no le agrandemos los vientos.

Si en entredichos me enriedo, pelearemos por la razón,
más juiciosa en mi centro, brindaré mi opinión.

Cuanto tu sorisa me llene, que no me vacíe tu angustia,
más bien me haga fuerte para atravezar tal bruma.

Si en el recorrer de éste pedacito de vida, me equivoco
y seguro que lo haré, no te dañe ni un poco
Si en el paseo, me fallas también,
me aseguraré de volverte del todo loco.


By Natalia VinCor